29 de enero de 2012

10 mentiras acerca de Dios. Mentira 4: Dios creó al diablo.



Muchas personas creen en la existencia de Satanás el diablo. Saben que es un ser poderoso que dirige un mundo espiritual lleno de maldad, con ángeles rebeldes llamados demonios. Pero, muchos también entienden que es una creación de Dios Padre. Y esto no es así. Jehová jamás creó al diablo. Él jamás se relacionaría con algo injusto (Salmo 11: 7) o impuro (Éxodo 3: 5) porque él es Santo (Revelación 4:8).
Al principio, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza y estableció con él una relación filial, por lo que Adán fue llamado hijo de Dios (Lucas 3: 38) Un ángel poderoso, un querubín, fue designado para cuidar a esa joven pareja: “En Edén, el jardín de Dios, resultaste estar (...) Tú eres el querubín ungido que cubre, y yo te he colocado a ti. En la santa montaña de Dios resultaste estar. En medio de piedras de fuego te paseabas” (Ezequiel 28: 13-14). Y más adelante nos da la razón por la cual este ángel bello y poderoso fue retirado de esa posición: “Estuviste exento de falta en tus caminos desde el día en que fuiste creado hasta que se halló injusticia en ti (...) Tu corazón se hizo altivo debido a tu hermosa. Arruinaste tu sabiduría por causa de tu radiante esplendor” (Ezequiel 28: 15, 17).
Como vemos, Jehová Dios no lo creó imperfecto e injusto, sino que lo dotó de muchas cualidades que eran como un tesoro (Ezequiel 28,13), pero un deseo intenso surgió en su corazón, un deseo que no desarraigo sino que lo dejó crecer hasta convertirse en pecado, como se describe en Santiago 1, 14-15: “(...) cada uno es provocado y cautivado por su propio deseo. Entonces el deseo, cuando se ha hecho fecundo, da a luz el pecado; a su vez, el pecado, cuando se ha realizado, produce la muerte” De esta manera, este ángel rebelde se hizo a si mismo Satanás, que significa resistidor u opositor, porque cedió al mal deseo que había surgido en su corazón. 
¿Y por qué Jehová Dios no evitó que eso sucediera? ¿No sabía Él que este querubín tenia un mal deseo en su corazón? Imagínate un padre que conoce la mala tendencia de su hijo, quizá él puede brindarle consejo, pero ¿puede obligarlo a hacer lo que no quiere? Esto sería privarle de uno de los dones más hermoso que Dios otorgó al ser humano: el libre albedrío.
El término libre albedrío significa: “Potestad de obrar por reflexión y elección.” (Diccionario Encarta). Por lo tanto, Jehová Dios permitió que aquel querubín tomara su decisión, al igual que permite que cada uno de nosotros elija libremente nuestras acciones y seamos responsables de las consecuencias que eso conlleve.
Por eso, no debemos pensar que Jehová ha creado al diablo, sino que fue un ángel poderoso, un querubín, quien se hizo a si mismo Satanás o resistidor.

Que el espíritu de Dios este sobre cada uno de ustedes.

1 comentario:

  1. muchas bendiciones, les visito nuevamente desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar

¿Quieres dejar tu opinión sobre este artículo?